Los neumáticos de invierno

Si quiere montar neumáticos de invierno, a continuación le presentamos unos sencillos consejos para sacarle el máximo rendimiento al vehículo y a los propios neumáticos.

QUIZÁ PIENSE QUE, como apenas nieva allí donde vive, los neumáticos de invierno no tienen demasiada utilidad. No lo crea. Los neumáticos de invierno se han diseñado para afrontar todo tipo de condiciones climáticas adversas, y no sólo la nieve, y para proporcionar mayor tracción y agarre en carreteras cubiertas de barro, aguanieve y hielo.

Y, además, sus compuestos de goma se han creado especialmente para ofrecer un rendimiento superior en carreteras mojadas que, en invierno, no son precisamente pocas. Naturalmente, si vive en una región donde suele nevar, Cooper ha diseñado neumáticos de invierno especiales para proporcionarle la máxima tracción; algunos de ellos pueden equiparse con tacos estándar para nieve de 11 mm.

Mucha gente que vive en regiones frías lleva un juego de ruedas de recambio (normalmente de acero, porque no quieren que la sal corroa las caras aleaciones durante los meses invernales) ya montadas con neumáticos de invierno y las instala desde finales de otoño hasta la primavera.

Como los neumáticos de invierno Cooper también se han diseñado para ofrecer un buen rendimiento sobre firmes secos, no olvide probarlos este invierno, independientemente de donde resida. Ya que nunca se sabe dónde puede sorprendernos el mal tiempo, con los neumáticos de invierno Cooper estará perfectamente preparado para cualquier eventualidad.

Es mejor montar juegos completos
- Monte juegos de 4 neumáticos de invierno, denominados también M+S. No los combine nunca con neumáticos normales de carretera. Los neumáticos de invierno con tacos también deben montarse en juegos completos. Mezclar este tipo de neumáticos con otros sin tacos puede provocar frenado irregular y respuesta deficiente a la dirección.

Cuidado con la velocidad - Los neumáticos sin tacos deben utilizarse a velocidades reducidas durante los primeros 100 km. Los neumáticos con tacos tardan más en "asentarse"; no circule a velocidades elevadas durante los primeros 300 km.

n Indices de velocidad - Los ìndices de velocidad de los neumáticos de invierno son distintos de los de los neumáticos normales de carretera y, muy a menudo, deberá circular a velocidad reducida. Asegúrese de que conoce el ìndice máximo de velocidad de seguridad de sus neumáticos de invierno y actúe en consecuencia.

Tacos en carretera - Fuera de la nieve y el hielo, condiciones para las que se han diseñado específicamente, los tacos reducen la adherencia a la carretera y la capacidad de frenado. Por ello, cuando conduzca por carreteras sin nieve o hielo, no rebase los 100 km/h

Mantenga los tacos en "dirección" - Después de un período de uso, los tacos sufren un tipo de desgaste que les hace ser más efectivos en la dirección en la que han rodado. Cuando quite los neumáticos con tacos al final del período invernal, márquelos para que cuando los monte de nuevo pueda colocarlos en la dirección "correcta".